Carrera contra reloj para resolver las últimas dudas antes del cierre de listas

Macri hizo guiños al centroderecha y le quitó un aliado clave a Espert. Los K le buscan una salida al conflicto en Tigre. El lavagnismo no pudo cerrar sus grietas.

Cuando restan nada más que 24 horas para el cierre de listas, los interrogantes empiezan a disiparse en casi todas las fuerzas políticas. Con el cronómetro casi en cero, se potencian las operaciones cruzadas y quedan a la vista los heridos, muchos de los cuales deberán volver a la intemperie: el crudo llano, lejos del calor del poder.

Mauricio Macri ya había logrado que su tropa ordenara el jueves el grueso de su cierre en los distritos que gobierna: la Ciudad y la Provincia. Este viernes, sin embargo, la actividad del oficialismo volvió a tejerse en tres oficinas: la residencia presidencial, el despacho de María Eugenia Vidal en Retiro; y el búnker del PRO en la calle Balcarce, por donde varios candidatos porteños pasaron a estampar su firma para oficializar sus postulaciones. Los de la Provincia lo harán este sábado en un hotel céntrico.

El Presidente tuvo una nutrida agenda oficial, con reuniones de seguimiento con el ministro con varios ministros. A la que compartió con Patricia Bullrich se sumó la flamante diputada provincial santafesina Amalia Granata, que recolectó 300 mil votos. La ex vedette había manifestado que apoyaría a Macri en un hipotético balotaje. La foto del encuentro fue un guiño para los sectores que militan contra el aborto legal, como Granata. Esa discusión atravesó a todo el arco político. Sobre todo, a Juntos por el Cambio, y se coló en el armado de listas.

En la Ciudad, las designaciones de Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri como candidatos a senadores habían sido una exigencia del primero y un gesto para los verdes. Macri ordenó que se les diera espacio a evangelistas “celestes” en la legislatura porteña y en la Provincia para compensar. Daniel Lipovetzky pagó su militancia a favor de la legalización, su género por la ley de paridad y el recorte de poder de su padrino político Daniel Angelici.

En la Ciudad está confirmado que Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, encabezará la lista de diputados nacionales. Otra “lilita”, Mariana Zuvic, ocupará el cuarto lugar. Algunos macristas están consternados porque consideran que el Presidente cedió a la presión de Elisa Carrió, que defenderá 2 bancas y podría llegar a ostentar un bloque propio de entre 14 y 16 diputados (y al senador suplente por la Capital, el ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana), a pesar de su escaso desarrollo territorial.

Los macristas Alvaro González y Pablo Tonelli ocuparán el cuarto lugar y quinto lugar. Todavía falta definir el nombre de la mujer radical en esa lista. La cuota masculina es para Emiliano Yacobitti. Para la Legislatura está todo casi confirmado, sin sorpresas: Graciela Ocaña anotó a su delfín Diego García Vila en el primer lugar. El segundo puesto será para la ministra de Salud Ana Bou y el tercero está reservado al socialista Roy Cortina. Los radicales todavía discuten sus lugares y sus candidatos no pusieron el gancho.

En la Provincia, Vidal le dijo que no a la propuesta de Miguel Pichetto de sumar a Claudia Rucci, un gesto dirigido al gobernador cordobés Juan Schiaretti. Sin embargo, el candidato a vice se anotó una victoria. Junto al primer candidato a diputado, Cristian Ritondo, logró que el líder de Unir Alberto Asseff, se sumara al armado oficialista y le retirara su apoyo al candidato presidencial de Despertar, José Luis Espert.

Al economista mediático ya se le había bajado su candidato en la Ciudad Darío Lopérfido, que fue recibido en Olivos por Marcos Peña. Espert también tiene problemas con la Ucedé, otro de sus aliados. A pesar de todo, pudo confirmar a su candidato a vice: el periodista Luis Rosales.

El ex director de Aduanas y candidato presidencial, Juan José Gómez Centurión, optó por una vice que comparte su posición contra el aborto legal: la sanjuanina Paola Miers.

La diatriba del Presidente contra Hugo Moyano el día de la Bandera le garantizó al camionero lugares en las listas del Frente de Todos. Facundo Moyano se aseguraría su lugar en la de diputados nacionales; Omar Plaini sería senador bonaerense y Hugo (otro hijo del camionero) se convertiría en diputado provincial.

El ex secretario de Comercio Guillermo Moreno depuso su candidatura presidencial. Competirá para ser diputado nacional y apoyará la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

En el kirchnerismo prosigue la tensión sobre cómo se resolverá la interna en Tigre. Sergio Massa pretende que su otrora delfín, el intendente Julio Zamora, quede fuera del armado. El jefe comunal amenaza con competir con lista propia. Además, todavía hay ruido por el orden en las listas de la Provincia. En Chaco hay tensión ante un posible ¿o seguro? veto de la ex presidenta al acuerdo entre el gobernador Domingo Peppo y su antecesor Jorge Capitanich.

Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey confirmaron a Eduardo “Bali” Bucca, hombre de Bolívar y de Marcelo Tinelli, como su candidato a gobernador bonaerense. Falta definir a su vice. Graciela Camaño se posiciona como primer candidata a diputada en la Provincia y Margarita Stolbizer no aceptaría ir en un tercer lugar.