Por unanimidad, el Senado sancionó la ley de emergencia citrícola

ste miércoles, el Senado convirtió en ley el proyecto que declara la emergencia económica, financiera, productiva y social, por el término de un año, para toda la cadena citrícola en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Jujuy y Salta.

En paralelo, aprobaron también otro proyecto similar para las provincias de Buenos Aires y Catamarca, donde recientemente se realizó la Fiesta Nacional de la Mandarina.

Al respecto, el senador nacional por Entre Ríos, Alfredo de Angeli (Cambiemos), sostuvo que “esto es un paliativo necesario para los productores de esta importante economía regional, pero debemos seguir trabajando juntos para solucionar el problema de fondo otorgándole calidad y sanidad a nuestros productos y así exportarlos a todo el mundo, como también terminando con la mafia de los juicios laborales que le ponen un freno a la generación de empleo genuino y de calidad”.

 Pedro Guastavino, del bloque Justicialista, coincidió con que “la intención es paliar la situación de crisis prácticamente terminal que está viviendo esta cadena productiva”. Y puntualizó: “Argentina es el octavo productor de cítricos a nivel mundial” y esta actividad “exporta aproximadamente 767 millones de dólares al año”, además de “dar trabajo a casi 100 mil personas”.

La legisladora Sigrid Kunath, por su parte, manifestó que “no es una solución definitiva al cúmulo de problemas que tienen los productores, pero sí damos una solución de coyuntura para el sector”.

El proyecto, impulsado por la diputada Mayda Cresto, faculta al Poder Ejecutivo nacional a instrumentar regímenes especiales de prórroga y moratorias para el pago de las obligaciones impositivas y de la seguridad social por parte de la AFIP y la ANSES.

Además, durante la vigencia de la emergencia quedará suspendida la iniciación de los juicios de ejecución fiscal y medidas preventivas para el cobro de los impuestos y obligaciones de la seguridad social adeudados por los productores.