Escuchanos en vivo

Repudiamos la política persecutoria

Desde AGMER SECCIONAL URUGUAY manifestamos nuestro total repudio a la política persecutoria, al personal docente y no docente de los establecimientos educativos,  sobre el control de la salud laboral implementada por el Gobierno Provincial a partir del decreto 426/19 MGJ.

Volvemos a manifestar y exigir la derogación de dicho decreto y normativa emitida al respecto (RES 1250/19 CGE y 1590/19 CGE) dado que tiene un claro objetivo disciplinador y persecutorio hacia los trabajadores que necesitan hacer uso de licencia por enfermedad personal o de un familiar, vulnerando de esta manera los derechos conquistados.

Los trabajadores docentes nos enfermamos como cualquier otro trabajador, pero a partir de esta política del gobierno, que lejos está de prevenir o hacer seguimiento de la salud laboral, tiene como único propósito amedrentar a los compañeros, cuestionando permanentemente las licencias solicitadas, recortando la cantidad de días o no validando algunas. Esto hace que muchos compañeros concurran a sus puestos de trabajo, sin estar en condiciones de hacerlo, con el consiguiente riesgo que acarrea tanto para su situación personal como para la de los estudiantes con quienes comparten las aulas.

En el Dpto. URUGUAY el agravante de esta política ha sido la intervención del médico auditor, quien pese a los diálogos sostenidos, continúa de manera persistente recortando licencias y no validando solicitudes, yendo en contra de diagnósticos de sus propios colegas que atienden a los trabajadores. Esto viene repitiéndose desde el mes de Abril, con las consecuencias que ocasiona hacia el interior de las escuelas, quienes ven resentida la tarea, al no poder cubrir las suplencias y en otros casos suplentes que se quedan sin su salario al no poder realizarse los trámites administrativos en tiempo y forma. Los médicos auditores fueron contratados por 15 hs semanales, en nuestro dpto. Sólo desempeña 4 hs en Dirección Departamental de Escuelas y no realiza el seguimiento de los docentes en los domicilios particulares, no dando cumplimiento a lo normado que es prevenir las enfermedades docentes.

Por lo antes expuesto, desde SECCIONAL URUGUAY hemos demandado administrativa y legalmente el accionar del médico auditor, poniendo en conocimiento del tema a la Directora Departamental de Escuelas de esta grave situación y hemos acompañado a los docentes afectados en presentaciones legales y en sus demandas.

Creemos que es necesario avanzar en un política de salud laboral que realmente atienda las necesidades de los trabajadores de la educación, pero apuntando a la prevención de enfermedades laborales y no persiguiendo a los mismos.

Por último, desde AGMER SECCIONAL URUGUAY, seguimos exigiendo la inmediata derogación del decreto 426/19 MGJ, y las normativas que lo implementan, como así también demandamos a las autoridades correspondientes la investigación del accionar del médico auditor ante hechos de discriminación y vulneración de derechos de los trabajadores en nuestro departamento.

Walter Baccon – Secretario General

Lia Fimpel- Secretaria Adjunta

Agmer Seccional Uruguay